DESCUBRE EL ESTILO NÓRDICO

El estilo nórdico surge en la década de los 50 y principio de los 60 para promover el estilo escandinavo, basado en la funcionalidad del mobiliario y objetos utilizados, de manera que, su decoración se caracteriza por la funcionalidad y el minimalismo.

Los países que influyen en su origen: Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca.

El diseño nórdico sigue un estilo minimalista, carente de decoración. La limitación de la iluminación natural por el clima y localización de su lugar de origen, influye en la filosofía y decoración, basada en paredes blancas o colores claros.

El estilo nórdico sigue una serie de patrones en su decoración:

  • Líneas rectas y sencillas tanto en la fabricación de muebles como en la decoración en general del hogar.
  • Colores claros y el blanco como protagonista.
  • Mucha luminosidad. El estilo nórdico busca constantemente la luz así que posiblemente tendrás que… ¡olvidarte de las cortinas oscuras y opacas!
  • La naturaleza siempre estará presente en la decoración, ya sea mediante cuadros de animales o plantas naturales.
  • La madera estará omnipresente en la decoración, y por lo general, en tonos claros.

El blanco es la base principal.

Es muy acertado utilizar tonos nudes en accesorios, textiles, cojines, alfombras o mantas.

Lámparas y cuadros también pueden aportar un toque de color.

Textiles como el cuero, la lana, el algodón y el lino son característicos de este estilo.

El mobiliario destaca por su funcionalidad y comodidad, de líneas rectas y depuradas. Por lo general son de madera y sin adornos.

Al tratarse de un estilo tan versátil, se aceptan combinaciones con otros estilos como el rústico, clásico, minimalista, vintage o industrial; que encajan a la perfección.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *