DESCUBRE EL ESTILO WABISABI

El estilo Wabi Sabi tiene su origen en la cultura japonesa, concretamente tuvo lugar durante la dinastía Song en China (960-1270).

Más que un estilo de diseño de interiores se trata de una forma de vida en la que:

“ Nada en esta vida es permanente ni perfecto” o lo que es lo mismo “ la imperfección es perfecta”

Siguiendo esto, los espacios Wabi Sabi transmiten calma y serenidad.

En la actualidad, este estilo hace referencia a la naturaleza y la melancolía, dando cabida a lo imperfecto e incompleto de todas las cosas. Se trata de ver a la naturaleza como una fuente de belleza.

El Wabi sabi es una mezcla de: minimalismo, simpleza rústica, calidez, naturaleza y calma en estado puro. La falta de simetría e irregularidad son la base para crear una decoración honesta y relajada. Cabe destacar la sobriedad de su estilo y la modestia, que huyen en todo momento de la perfección, lo que hace que cada estancia sea única e inigualable.

Características del estilo Wabi Sabi: 

  • Ambientes simples y cálidos, con elementos naturales y hogareños como una chimenea que dan luz natural y suaviza los contrastes.
  • Paredes desnudas que tienden a colores blancos y normalmente sin adornos. En ocaciones, incluso, se dejan al descubierto, para mostrar las grietas y el efecto del paso del tiempo.
  • Selección de materiales naturales para decoración y mobiliario
  • Utilizar colores neutros en tonos arenas, topos grises, blancos o beiges.
  • Apostar por la imperfección. No es necesario que esté todo perfecto, ya que eso mismo es lo que hace deslumbrar al espacio.

Destacan colores neutros, simples y poco estridentes que surgen de la naturaleza y representan el paso del tiempo, uso y desgaste como marrones, beiges, blancos, grises y verdes.

Se utilizan textiles naturales y suaves como algodones, lanas o linos.

La rugosidad, pliegues y dobleces naturales son hermosos y muy buscados en este estilo decorativo. Es por eso que, este estilo no reniega de texturas oxidadas, arrugadas decapadas o sin pulir.

Valiéndose de la filosofía de la cultura de origen, la humildad compone la base de selección de mobiliario, con objetos humildes y sencillos.

Se trata de decorar con lo imprescindible y con elementos naturales, de manera que los espacios respiren y ofrezcan sensación de libertad dentro del hogar.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *