ELEGIMOS ESPEJO PARA TU BAÑO

La decoración, estilo y mobiliario del baño posiblemente sean de las tareas más complicadas en el diseño de interiores de tu hogar. 

Si quieres tener un cuarto de baño “de ensueño” tendrás que elegir una buena distribución, seleccionar una paleta de colores que te inspire y se adecue a la perfección a tu estilo, y por último, seleccionar materiales y mobiliario en las medidas exactas y adecuadas para la zona.

¿Y el espejo? Resulta primordial en el baño de cualquier hogar, ¿cierto? 

Pues algunas veces esta elección nos “trae de cabeza”. Y es que para colocar este elemento debemos tener en cuenta varias opciones.

Es cierto, que en gran medida, todas estas decisiones mencionadas forman parte de nuestro trabajo como decoradores e interioristas, sin embargo, queremos daros algunos tips para que podáis aplicar y decidir vosotros mismos sobre el espejo de vuestro baño. 

  • Debes observar la distribución de tu baño

Independientemente del diseño del espejo – siendo éste el primero que “entre por el ojo” para su elección- debes tener en cuenta la distribución de tu baño y la altura de los convivientes de la casa, de manera que, el espejo deberá reflejar la parte superior del torso y la cabeza de quienes van a usarlo.

Las dimensiones de la zona son importantes ya que si tu baño carece de grandes dimensiones un espejo de gran tamaño hará que la estancia se vea más forzada y más reducida en espacio. Por el contrario, si tu baño destaca por sus grandes dimensiones un espejo pequeño resultaría de lo más ridículo.

  • Selecciona la forma del espejo

Para seleccionar la forma del espejo entramos en cuestiones más estéticas, así como estilo propio de cada persona. 

Para su elección, podemos tener en cuenta que los espejos redondos aportan dinamismo y da una sensación más desenfadada y juvenil a tu baño, mientras que los rectangulares (y sobre todo sin marco) aportarán elegancia y seriedad a la estancia.

Existe también la opción de los espejos asimétricos con el que conseguirás aportar modernidad y personalidad a tu baño.

  • Elige material (al marco del espejo)

— Madera: Este tipo aportan un aspecto natural muy acogedor. Eso sí, este material necesita un tratamiento especial para combatir la humedad. 

— Acero inoxidable: Tienen un matiz moderno y original y resisten bien el paso del tiempo.

— Resina: Son resistentes y permiten crear e imitar diversas formas. 

— Biselados: Son aquellos espejos que no tienen marco. Ofrecen una estética moderna, limpia y elegante. 

  • Altura de colocación

Debes colocar el espejo a una distancia máxima de 35 cm del lavabo, teniendo en cuenta además que, la parte inferior del espejo debe estar, al menos a dos metros de distancia del suelo. 

  • Iluminación para tu espejo

Puedes optar por espejos “retroiluminados”, la última tendencia en baños. Estos espejos están dotados de iluminación led en la parte posterior, ofreciendo toda la iluminación necesaria. Eso sí, es importante que incluyas alguna luz que aporte luz general a la estancia. 


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *